Cuestionario, para reconocer el acoso escolar o bullying


 

Mariela Rosero

“Mi hija ya no sentía deseo de ir al colegio. No quería comer, solo dormía. Con 7 años me dijo que se quería morir. Pero no solo enfrentamos eso sino que cuando compartimos a otros padres lo que le hacía y decía la profesora, recibimos críticas, la mayoría la apoyó a ella y no a nuestra pequeña”.

Lo cuenta la madre de una niña, que ya cumplió 8 años y que fue diagnosticada con trastorno de estrés postraumático y fobia escolar. Quien fue su maestra, el pasado año lectivo, está en medio de una investigación en la Fiscalía.

La madre tuvo la decisión de no pasar por alto lo que le ocurría a la niña y tras no obtener resultados, al hablar con autoridades del plantel educativo privado, acudió a la Junta Distrital y a la Junta Metropolitana de Protección de Derechos. Así llegó a la Fiscalía.

Uno de cada cinco estudiantes, de 11 a 18 años, contó haber sido víctima de acoso escolar, en planteles del Ecuador. Insultos, apodos, amenazas, chantaje, burlas, sarcasmos, golpes y más actos de violencia física son cometidos entre pares o del profesor al alumno o de un padre de familia a un niño. Algunos docentes etiquetan a los niños al no poder identificar trastornos como déficit de atención y otras diferencias de comportamiento.

Si su hijo le comenta que el ambiente en su escuela se torna pesado, que en tres o más ocasiones ha enfrentado una de esas situaciones, debe actuar. Un primer paso es contar lo que le preocupa a la psicóloga del Departamento de Consejería Estudiantil (DECE).

Las cifras se obtuvieron gracias al estudio Violencia entre pares en el sistema educativo: Una mirada en profundidad del acoso escolar en Ecuador. Este fue levantado en el 2015, en instituciones del sistema fiscal y privado, se aplicó a estudiantes desde octavo de educación básica hasta tercero de bachillerato.

 

 

Previous CALENDARIO DE JUEGOS INTERPARROQUIALES EN CAYAMBE
Next Cómo afecta la contaminación a quienes se ejercitan al aire libre

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *